Inicio Nacional Pemex y las irregularidades de su adquisición de pipas en 2019

Pemex y las irregularidades de su adquisición de pipas en 2019

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante enero de 2019, anunció el arranque de un combate frontal y militar contra el robo multimillonario de combustible en Pemex, conocido como huachicol.

Por lo cual, ordenó realizar cierres programados y supervisados de los ductos, lo que provocó el desabasto del combustible en la mayor parte del país y cuya solución fue transportar de manera terrestre diariamente 200 mil barriles de gasolina.

De acuerdo a Gobierno Federal, no se contaba con las suficientes pipas que pudieran distribuir el combustible a lo largo y ancho del país, por ello una delegación del gobierno mexicano, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard Casaubón, viajó a Nueva York para comprar las pipas, cuyo monto superó los 94 millones de dólares.

No obstante, según el reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), dicho proceso estuvo plagado de irregularidades como:

  1. El dinero salió de la empresa I.I. Servicios, S.A. de C.V., una filial no paraestatal de Pemex, con base en un préstamo de PMI Norteamérica, el cual no estuvo regulado ni sustentado en un “convenio, contrato, adjudicación o cualquier acto de naturaleza jurídica o administrativa”.
  2. I.I. Servicios, S.A. de C.V, formalizó la compra de 779 unidades a siete empresas, que se redujo a 679, y que se materializaron en la recepción de 612 autotanques.
  3. No fueron entregados con la oportunidad requerida.
  4. No cumplieron la totalidad de las especificaciones técnicas establecidas en las Normas Oficiales Mexicanas (NOM).
  5. No se efectuó la inspección de los bienes recibidos, ni se distribuyeron con base a las necesidades de abastecimiento y se identificaron deficiencias en la operación, resguardo y mantenimiento de los vehículos.

Pues de acuerdo a los reportes, en los primeros dos meses el Gobierno Federal, únicamente utilizó 29 para realizar 44 traslados de gasolina, además Petróleos de México (Pemex) no pudo explicar por qué las 583 pipas restantes (95%) no operaron para la entrega de productos a otras estaciones.

Por ello, la ASF concluyó que, la compra de autotanques no impactó en el aumento de la capacidad de transporte de estos insumos, e indicó que la compra no fue una medida eficaz que favoreciera el abastecimiento con un margen de suficiencia importante a todas las estaciones de distribución del país.